Mitos‎ > ‎

Leda

XX

Natura Leda
 
Sin perturbarnos llega
y coloca las alas
sobre tu cuerpo con desnudas galas;
acaricias su cuello con maestría
y vuelve al cielo después de tomarte;
así puedo mirarte,
oculto en venturosa celosía,
ardiendo todavía…
mientras tu mano juega
un dulce manantial mi sed anega.
 
 
[J.A.R. Natura Leda.]
 
Publicado en: A pedir de boca / Bocallave. Iniciativas Culturales.Valladolid: Diputación, 2009.
Comments